EFE

  • La exdirectora de la Pasarela Cibeles recibió en 2018 el Premio a la Promoción en la Industria de la Moda.

Cuca Solana asistiendo a la Mercedes-Benz Fashion Week.

Leonor Pérez Pita, más conocida como Cuca Solana, directora durante 30 años de la pasarela de moda madrileña Cibeles, ha fallecido este miércoles en Madrid, a los 78 años, según fuentes cercanas a su entorno.

Cuca Solana fue la gran impulsora de la moda española a mediados de los ochenta, una dedicación que culminó con la creación, en 1986, de la denominada Pasarela Cibeles, hoy Mercedes-Benz Fashion Week y de cuyo Comité de Moda era presidenta, un órgano asesor integrado por expertos en diseño que examinan y estudian las colecciones.

Precisamente, en reconocimiento a su trayectoria, Cuca Solana recibió en diciembre de 2018, de manos de la reina Letizia, el Premio a la Promoción en la Industria de la Moda otorgado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo por su "papel destacado en la difusión de la industria de la moda española, consiguiendo reconocimiento social y promoción mundial".

Casada con Luis Solana Madariaga, expresidente de Telefónica, y madre de dos hijos, Pablo y Juan, estudió Bachillerato en el Colegio Británico en Madrid y cursó estudios de Económicas. Ejerció de profesora, trabajó como traductora de inglés y pasó por la redacción de la “Revista Arquitectura”, pero el sector textil la estaba esperando.

Comenzó su vinculación con la moda en 1983, como subdirectora general responsable del área de nuevos creadores de Galería Preciados, un espacio donde Manuel Piña, Nacho Ruiz o Francis Montesinos mostraban sus creaciones.

Tras los buenos resultados, fue nombrada directora del Comité de Moda del Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade) y, posteriormente, se hizo cargo del Salón Cibeles, conocido después como Pasarela Cibeles: un año más tarde comenzaron los desfiles en la Casa de Campo.

Siempre delgada, siempre erguida, siempre con el cabello recogido en una coleta baja que adornada con un cinta de raso negro, Cuca Solana, que fue elegida Lady España en 1985, era un mujer fuerte, enérgica, de gran carácter, tanto que algunos diseñadores decían que era muy dura, pero que trabajaba para dar notoriedad a la moda española, para hacerla más grande.

Un batallón de 800 profesionales se despliega al servicio de cada uno de los modistos que desfilan en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid para que en sus veinte minutos de gloria conquisten al mercado con su colección”, decía Cuca Sola cuando repasaba las cifras de la 61 edición de la pasarela.

En total estuvo al frente de 62 ediciones de la misma y fueron más de 300 los diseñadores españoles que presentaron sus colecciones bajo su crítica mirada.

Amada y puesta en cuestión a partes iguales, a Solana se le ha acusado de mimar a algunos diseñadores y de vetar a otros, pero ella, con la cabeza muy alta, defendía la creatividad, el entusiasmo y la profesionalidad. “Nuestra máxima es proyectar al mundo la creatividad en la moda española”, aseguraba.

La gran impulsora de la moda española se ha ido sin lograr la unión de la pasarela de Madrid y la de Barcelona, una espina que siempre ha estado en su corazón.

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online



LOWE USA