EFE

  • La compañía propondrá un incremento del dividendo del 17% y abonará 0,88 euros por acción.

Zara Castellana

El grupo , dueño de Zara, logró un beneficio neto en su último ejercicio fiscal, cerrado en enero, de 3.444 millones de euros, un 2,2% más que un año antes, mientras que sus ventas repuntaron el 3,2% y sumaron 26.145 millones, ha informado este miércoles.

Las cuentas de la compañía, que propondrá un incremento del dividendo del 17% (0,88 euros), se vieron fuertemente lastradas por el efecto divisa, ya que a tipos de cambio constante el avance del resultado sería del 12% y el de las ventas del 7%. El fundador del emporio textil, , que controla el 59,294 % del capital social de Inditex, se embolsará con este dividendo unos 1.625 millones de euros, en tanto que su hija Sandra Ortega se llevará 138 millones.

El máximo órgano de administración propondrá una nueva política de dividendo que recoge un incremento del 'pay out' (parte del beneficio que se da en dividendos) del 50 al 60%, así como el abono de un dividendo extraordinario de 1 euro a repartir entre los ejercicios de 2018, 2019 y 2020. Así, para 2018 se abonará un dividendo ordinario por acción de 0,66 euros y otro extraordinario de 0,22 euros. La compañía realizará un primer pago de 0,44 euros el 2 de mayo de 2019 y un segundo de la misma cantidad el 4 de noviembre de 2019.

Aunque en términos absolutos el beneficio y la facturación marcaron récords, en cifras relativas (comparativa interanual), la evolución del resultado neto fue la peor para el periodo desde 2013 y la facturación registró el menor aumento desde que cotiza en Bolsa y publica cuentas (2001).

Según las mismas fuentes, las ventas comparables (tiendas que llevan abiertas más de un año) subieron el 4% (hasta el 82% del total) y crecieron en todas las geografías; en tanto que el negocio online repuntó el 27% y sumó 3.200 millones de euros, el 12% del total.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 5.457 millones con un incremento interanual del 3% (a tipos constantes la subida fue 11%).

Con estas cifras, Inditex amplía la distancia con sus máximos competidores en la lucha por el cetro de la moda, como H&M, Uniqlo o Gap. España aportó el 16,2% de las ventas del grupo, un décima menos que un año antes; Asia se mantuvo en el 23,2%, Europa (sin España) subió del 44,9 al 45,1% y América bajó un décima y concentró el 15,5%.

15 nuevas tiendas

Por cadenas, Zara y Zara Home facturaron 18.021 millones de euros, el 3,2% más; Pull&Bear 1.862 (+6,6%); Massimo Dutti 1.802 (2%); Bershka 2.240 (0,5%); Stradivarius 1.534 (3,6%); Oysho 585 (2,6%) y Uterqüe, 101 millones (4,1%).

El margen bruto (lo que saca en bruto por cada prenda vendida) se situó en el 56,7%, frente al 56,3% de un año antes, según el grupo, que cerró el año con 174.386 empleados, el 1,5% más. A 31 de enero, Inditex tenía 7.490 tiendas, quince más que un año antes, tras contabilizar 370 aperturas, 355 absorciones y 226 reformas.

El espacio bruto en ubicaciones clave subió el 8% y la compañía prevé elevarlo este ejercicio entre el 5 y el 6% con 300 aperturas y 250 absorciones. La compañía, que entre el 1 de febrero y el 9 marzo ha registrado una subida del las ventas del 7% a tipos constantes, prevé una inversión ordinaria de 1.400 millones de euros, frente a los 1.518 del pasado ejercicio.

El mayor grupo textil del mundo, que desde hace años apuesta por la integración del mundo online con el físico y por tiendas más grandes que absorben a otras más pequeñas, avanza que lanzará Zara online en Brasil en marzo y en mayo en Dubai, Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes, Indonesia, Israel, Líbano, Marruecos y Serbia.

Por otra parte, la compañía ha decidido agrupar el reporte de Zara y Zara Home debido a las sinergias emergentes entre ambos conceptos. El objetivo, es maximizar el impacto operacional y de gestión de la marca combinando la plataforma de venta online y en tienda, a lo que añade que prevé un lanzamiento progresivo de producto de Zara Home en la página web de Zara en algunos mercados a partir de la campaña de otoño/invierno.

Baja el bono de empleados un 24%

En atención al desarrollo del grupo en los últimos años, Inditex anunció en 2014 la puesta en marcha de un plan extraordinario de participación de los empleados en el crecimiento de los beneficios de la empresa para 2015-2016, que posteriormente amplió al bienio 2017-2018.

Dicho plan está dirigido a todos los trabajadores de tiendas, fabricación, logística, cadenas y filiales de todo el mundo con más de dos años de antigüedad (unas 92.000 personas). Entre todos ellos, el grupo acordó repartir el 10% del incremento del beneficio neto atribuido a la sociedad dominante respecto al año anterior hasta un máximo del 2% del beneficio total.

Atendiendo a estos criterios, el bono a repartir con cargo a 2018 sería de 7 millones, cantidad a la que ha decidido sumar 25 millones, con lo que el "bonus" se elevará a 32 millones. En 2017 y 2016 fue de 42 millones y en 2015 de 37,4 millones.

Según la misma fuente, en 2019 entrará en vigor un nuevo plan con objetivos específicos que, en el caso de los equipos de tiendas, estará ligado al aumento de las ventas. En total, dentro de su política habitual de remuneraciones, este año distribuirá entre sus trabajadores más de 619 millones de euros en comisiones por ventas, pagas variables e incentivos con cargo a 2018.


Read full article on Economía


Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online



LOWE USA