20MINUTOS.ES

  • Estos resultados se presentan en la misma semana que la OPA del magnate ruso Fridman, que ofrece 0,67 euros por cada título.

Una cajera en un supermercado de la cadena Dia

La cadena de supermercados  ha anunciado un ERE que afectará a 2.100 trabajadores en España para hacer frente a su difícil situación actual. El grupo cerró el año 2018 con unas pérdidas de 352,58 millones de euros, en contraste con los beneficios de 101,20 millones que registraban el año anterior, tal y como ha informado la empresa a la este viernes.

La empresa cuenta actualmente con un patrimonio neto negativo de 166 millones, lo que les sitúa en una situación de quiebra técnica.

Dia alcanzó una cifra de negocio de 7.288 millones de euros en 2018, frente a los 8.217,67 del año anterior; esto supone un descenso en las ventas de 11,3%.

Los resultados de Dia llegan la misma semana en la que LetterOne, sociedad controlada por el inversor ruso Mikhail Fridman, ha lanzado una OPA sobre la compañía por 0,67 euros el título.

Dia necesita una inyección de fondos vía ampliación de capital para poder dar la vuelta a su saldo negativo y reflotar. Actualmente, hay dos ofertas sobre la mesa; por un lado, el consejo de administración (dirigido por Borja de la Cierva) baraja la posibilidad de una ampliación de 600 millones, asegurada por la entidad financiera estadounidense Morgan Stanley, y, por otro, el fondo de inversión LetterOne, dirigido por Mikhail Fridman (que ya posee el 29% de las acciones pese a estar ausente del consejo de administración) ofrece una de 500 millones, condicionada al resultado de una OPA sobre las acciones restantes a un precio de 0,67 el título.

El reflejo de la bolsa

Tras conocerse los resultados y anunciarse el despido colectivo que afectará a 2.100 trabajadores en España, el grupo DIA ha sufrido una caída en bolsa de un 3%, poco después de la apertura de este viernes; aunque poco después ha remontado ligeramente hasta reducir este descenso al 2,31%.

Este movimiento revierte las graduales subidas que había disfrutado la empresa tras la OPA de Fridman, que logró situar los títulos en 67 céntimos (el precio ofrecido por el magnate) a comienzos de la semana, y que alcanzaron su cúspide en el cierre del jueves, cuando los títulos valían o,73 euros.

El consejo administrador duplicó sus ingresos

Durante 2018, y pese a las enormes pérdidas del grupo en el que ha sido el año más difícil de su historia, el consejo administrador de la empresa duplicó sus ingresos, llegando a percibir 3,97 millones de euros frente a los 2 que recibió durante 2017.

Este aumento, no obtante, responde principalmente a las indemnizaciones a directivos despedidos, como el consejero delegado Ricardo Currás (despedido en agosto tras 10 años de experiencia) que recibió 2,155 millones de euros en este concepto.

La empresa, de hecho, se plantea reclamar la devolución de parte de esta cantidad, ya que los contratos de los consejeros incluyen una cláusula que así lo permite si en los 3 años posteriores al abono se conoce que este estuvo determinado por información falsa o inexacta, o si se dan ciertas condiciones "con un efecto negativo material sobre las cuentas".

Además, han anulado los pagos que Currás venía recibiendo a consecuencia de una cláusula de no competencia que se incluye en el contrato de los altos directivos con el fin de evitar que se vayan a otras empresas, que en el caso de Currás suponían unos ingresos de 50.500 euros anuales.

Con todo, los sueldos del consejo han visto un generoso aumento de un 18%, situándose durante 2018 en 1.033 millones de euros, y la remuneración por ser miembro ha crecido de 600.000 a 717.000, casi un 20%.


Read full article on Economía


Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online



LOWE USA