DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

  • El asturiano, a día de hoy, tiene cerradas sólo cuatro carreras para su primer año fuera del Gran Circo...
  • ... pero está negociando con Daytona para disputar las 24 horas de nuevo.
  • #GraciasFernando: así será su despedida de la F1.
  • "No creo que vuelva a la Fórmula 1".

Fernando Alonso

A Fernando Alonso le quedan, exactamente, tres días para subirse a un Fórmula 1. Cuatro si añadimos la exhibición que va a realizar en Bahréin al intercambiar su coche con Jimmie Johnson, de la NASCAR. A partir de ese momento, entrará a formar parte de la nómina de ex pilotos de Fórmula 1, que no de automovilismo, ya que si deja el Gran Circo es para dedicarse a otros retos.

El motivo por el que Alonso deja la competición donde se ha convertido en una leyenda tanto dentro como fuera de las fronteras de España no tiene mucho que ver con que gane o no. Evidentemente, si peleara con Hamilton y Vettel por títulos, seguro que posponía su retirada al menos un par de años más. Pero el 'veneno' del Mundial de Resistencia y de la Indy le ha picado, hasta el punto de que incluso se le antoja poco trabajo para 2019.

A día de hoy, Fernando Alonso tiene cerradas cuatro carreras para el próximo año: las tres que le quedan del Mundial de Resistencia y las 500 Millas de Indianápolis. El programa de competición del asturiano comenzará el 15 de marzo con las 1000 millas de Sebring, dos meses antes que las 6 horas de Spa. En mayo tendrá dos citas automovilísticas, pero en dos disciplinas bien distintas: 20 días después de visitar el circuito de las Ardenas, penúltima prueba de la supertemporada 2018-19 del WEC, viajará de nuevo a Indianápolis a la conquista del óvalo y, de paso, de la Triple Corona. El colofón será el 15 de junio, en el regreso al trazado de la Sarthe para intentar reeditar éxito en las 24 horas de Le Mans.

Cuatro carreras a las que se puede unir una más si sus agentes y él mismo llegan a un acuerdo con uno de los equipos potentes de las 24 horas de Daytona. La prueba inaugural del IMSA le dejó muy buen sabor de boca en este 2018, y por eso para 2019 quiere regresar, pero esta vez en uno de la categoría DPi (este año corrió en un LMP2 allí, sin muchas opciones de victoria) para intentar subir a lo más alto. El asturiano ha comenzado a hablar con Mazda, Cadillac, Acura y Nissan para ver si tiene hueco, ahora que estará liberado de la Fórmula 1.

Si cierra su vuelta a Daytona, además de Indianápolis y el WEC, el año deportivo de Alonso acabará en junio de 2019. A partir de ese momento, es una incógnita. El bicampeón español, que recibirá este fin de semana su merecido homenaje en Abu Dhabi, tiene serias opciones de renovar con Toyota para volver a competir con ellos de cara a la campaña 2019-20, lo que le permitirá seguir en activo.

E incluso replantearse su retirada de la F1, algo que ahora mismo ve muy difícil, pero no imposible. Todo dependerá de los derroteros que tome la nueva normativa que se va a implantar en el Gran Circo para darle, en teoría, más emoción e igualdad a la competición.

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online

Videos

Oculto
Mostrar


LOWE USA