MARÍA CARBAJO

  • El galés disputa ante el Victoria Plzen su partido número 200 con el Real Madrid.
  • Es su sexta temporada en la casa blanca, donde lleva una trayectoria de altibajos muy marcado por las lesiones.

Gareth Bale celebra un gol frente al Girona.

Gareth Bale cumple este martes ante el Victoria Plzen su partido número 200 como jugador del Real Madrid. Desde que llegara en 2013 como uno de os grandes fichajes propios de Florentino, el galés ha encandilado y cabreado a la grada casi a partes igual. Capaz de lo mejor y de lo peor y marcado por las lesiones, está llamado a ser el nuevo líder tras la marcha de Cristiano y, sin embargo, con la temporada encarrilada, aún no ha hecho olvidar al portugués.

Cuando se habla de Gareth Bale en el Real Madrid las palabras 'adaptación' y 'lesiones' no faltan. Da la impresión de que el galés no ha sido nunca capaz de amoldarse a la vida madrileña con normalidad y a nadie se le escapa que se lesiona demasiado. Y sin embargo, a su figura le acompaña un halo que parece vaticinar grandes cosas, lo que le ha valido la paciencia eterna de la afición, que le tiene mucha fe y siempre espera ver su mejor versión, pese a que a menudo se resiste.

El aficionado del Real Madrid siempre espera ver sobre el césped al Bale de aquel gol al Barça en la final de Copa o al de la impresionante chilena de la última final de Champions conquistada por los blancos. Un extraordinario jugador que la mayoría de ocasiones se queda a medio hacer.

El percance que le ha impedido jugar con Gales en el último parón hizo saltar todas las alarmas. Parecía que llegaba la primera lesión de la temporada para el '11' blanco y la paciencia comenzaba a fallar. Sin embargo, el suave tratamiento y el descanso necesario han conseguido que pueda vestirse este martes en el ensayo general previo a viajar al Camp Nou.

El Real Madrid de Lopetegui tiene un serio problema de cara al gol y encadena cinco partidos sin conocer la victoria. La transición tras la marcha de Cristiano está siendo aún más dura de lo que cualquier pesimista habría vaticinado y los ojos se centran en Bale: este debe ser el año. 200 partidos después, ya es hora de que asuma con todas las de la ley el papel de estrella.

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online

Videos

Oculto
Mostrar


LOWE USA