KHADIJA BOUSMAHA

  • La familia la forman Nani de 62 años, Mariano de 78 y su hijo, que tiene una discapacidad del más del 80%. 
  • El dueño quería subir el alquiler del piso en Parla, lo rechazaron y ahora alega que es para su padre.
  • "El padre es muy mayor y no puede ni subir escaleras. Sabemos que es para alquilarla a otra persona", dicen.

Imagen del desahucio de Nani y Mariano

Nani y Mariano, de 62 y 78 años respectivamente, es un matrimonio de jubilados desahuciado de la casa en la que han residido durante 47 años, en el número 42 de la calle Juan XXIII de Parla.

No es la primera vez que intentan desalojarles de la vivienda, hubo tres intentos anteriores que fracasaron. Pero esta vez no ha sido posible, a pesar de que desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) habían alegado en el juzgado la resolución del comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU que pide paralizar desahucios de manera cautelar.

El matrimonio ha pagado siempre su alquiler. Nani asegura que ha pagado hasta el mes de marzo con contribución, aunque una cantidad baja debido a que se trata de una renta antigua. A pesar de todo, su casero, un particular, quiso acabar con el contrato según la PAH para "especular", ya que les exigía un pago de más de 700 euros, la misma cantidad que la pareja ingresa como pensión de jubilación, y ahora la reclama alegando "que le hace falta el piso para su padre".

Nani cuenta a 20minutos que saben perfectamente que no es para el padre. Según ella, el hombre es "muy mayor y no puede ni subir escaleras". "Sabemos que es para alquilarla a otra persona". En el Juzgado han informado a Nani que puede denunciar si han pasado tres meses y encuentra que el dueño se la ha alquilado a otra persona.

"Claro que vamos a denunciar. Cuando entré en el piso no había nada de nada. Tuve que hacer obras. No había agua caliente, ni ventanas ni nada" . La mujer, además, denuncia que la casa no tiene "ni escritura" y de eso está al tanto su abogado. Pero no se fía de éste, ya que, y según ella, "no ha hecho nada". "No nos avisó de nada y no ha hecho su trabajo".

La situación de la familia

La familia ahora se encuentra provisionalmente alojada en la vivienda de su hija, pero Nani dice que se van a la casa de su hijo "hasta conseguir un alquiler social". La pareja se encuentra acompañada de su hijo, que tiene una discapacidad de más del 80% y habitualmente se hacen cargo del cuidado de una de sus nietas, según han explicado en la Plataforma cuyos miembros se han concentrado a las puertas de la residencia para intentar paralizar el desalojo.

No es solo el hijo, el padre también necesita un cuidado especial. Mariano, debido a complicaciones de salud, no puede ni asistir al centro de salud. "Tiene que venir una ambulancia a llevarle". Nani explica que tendrán que ir a vivir a la casa de su otro hijo, que tiene dos niñas. El piso de este consta de dos habitaciones, donde tendrán que vivir más de seis personas.

Según la PAH, tras tres intentos de desahucio aplazados en esta ocasión el juzgado ha denegado las alegaciones presentadas, por lo que a juicio de Ricardo Rosado, portavoz de la plataforma, el juez "no ha considerado oportuno acatar el mandamiento de Naciones Unidas que es completamente vinculante en el Estado español". "El caso ha caído en manos de un juez que al parecer no quiere cumplir con el reglamento internacional".

Rosado ha recordado que "no es la primera vez" que un juzgado no asume la resolución de la ONU y continúa con la ejecución del lanzamiento, por lo que trasladarán una queja a la oficina internacional y cree que "tarde o temprano" deberían sancionar al Estado.

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online

Videos

Oculto
Mostrar


LOWE USA