AMAYA LARRAÑETA

  • Podemos presentará antes de marzo una proposición de ley para la legalización integral del cannabis.
  • La formación defiende una regulación "responsable" aprendiendo de los fallos en EE UU y en Canadá.
  • "No se trata de engañar a la gente. No vamos a acabar con el tráfico de drogas, sí a reducirlo".

Miguel Vila, diputado de Podemos

Podemos quiere que España siga cuanto antes los pasos de Canadá en la legalización de la marihuana y ha empezado a redactar una proposición de ley —que quiere presentar antes de marzo de 2019— con su propuesta de regulación "responsable" e "integral" (para uso terapéutico y lúdico) del cannabis.

La ley que prepara la formación morada incluye la propuesta, adelantada por El País, de otorgar licencias de cultivo de cannabis a pequeños y medianos agricultores que tengan una mala cosecha con el objetivo de revitalizar el mundo rural, según corrobora en esta entrevista con 20minutos el diputado Miguel Vila, encargado de supervisar la proposición sobre la legalización del cannabis.

El debate sobre la marihuana legal no es nuevo en España —con formaciones políticas partidarias de mantener la prohibición, otras favorables a su legalización y las defensoras del cannabis medicinal, en exclusiva—. Esta tarde Podemos lo lleva de nuevo al Congreso de los Diputados, en una jornada con expertos que abrirá Pablo Iglesias. Podemos aspira a que el debate de la marihuana legal salte en España de la disyuntiva del sí o no "al cúando y el cómo":

¿Cuál es el modelo de regulación de la proposición de ley que planteará Podemos?
Tenemos claro que tiene que ser servir para lo que no han servido las políticas prohibicionistas del último siglo. El objetivo es, por un lado, garantizar, en el plano terapéutico, el acceso a tratamiento con derivados del cannabis a más de 100.000 pacientes que no lo tienen, a no ser que acudan al mercado negro, con los riesgos que implica. Y, por otro lado, en cuanto a la cuestión lúdica o integral, los objetivos serían mejorar la salud pública, proteger a los jóvenes, y reducir el mercado negro.

¿Lleva su ley una propuesta de que los agricultores con malas cosechas puedan plantar cannabis?
Otro de los objetivos que se persigue es la reactivación económica, sí. En EE UU se han generado entre 160.000 y 235.000 empleos directos e indirectos vinculados a la industria del cannabis. Habría que meter (en la proposición de ley) criterios sociales. No queremos generar una industria en las manos de los de siempre, sino que se garantice la economía de pequeña escala... No puede ser que también al cannabis solo tengan acceso las gentes de Wall Street. Y le vemos potencial al cultivo alternativo de la marihuana para revitalizar el mundo rural. Sobre todo en sitios donde hay mucho monocultivo. Por ejemplo, en una provincia como Jaén, si tienes un mal año o una mala cosecha, que puedas tener la posibilidad de un cultivo alternativo que sabes va a tener salida en un mercado nacional e internacional. La idea es fomentar que el cultivo del cannabis sea principalmente de pequeñas y medianas explotaciones y autocultivadores.

¿Cómo evitará los nuevos monopolios su proposición de ley?
Estamos pensando poner un control de licencias restrictivo. Por ejemplo, que no se pueda tener licencia para producir, vender o distribuir al mismo tiempo. Eso evitaría que un grupo empresarial acapare muchas licencias y mucho terreno. Y hacer una política fiscal para que pequeñas y medianas explotaciones tengan la posibilidad de iniciar estos cultivos. Sin poder concretar mucho más, que la ley no está redactada, este sería el marco.

Con pequeñas plantaciones de marihuana, ¿cómo se garantizaría la seguridad de este cultivo tan goloso para el mercado negro?
Parte de la responsabilidad sería de el o la cultivadora y parte del Estado. En España ya hay empresas produciendo opio y no estamos viendo robos frecuentes. Podría llegar a ser un problema, sí, pero intentemos poner los medios para garantizar la seguridad de las plantaciones. Hablamos de regular con control estatal todo el proceso, de la producción a la venta.

¿Qué le diría a los que no están convencidos de que la regulación "integral" mejorará la salud pública?
En España el consumo de cannabis se inicia a los 16 ó 17 años. Esa temprana edad es lo que potencia problemas médicos asociados al consumo. Y sabemos, por la experiencia de EE UU, que regulando consigues dificultar el acceso a la marihuana de los jóvenes. Si logras un circuito legal basado en un sistema de licencias, y si lo acompañas con una política de que quién se salte las normas y venda a un menor, pierde la licencia, te encuentras con que la mayoría de la gente no se arriesga. Ha pasado en Colorado y en California, donde se ha reducido el consumo un 4% entre adolescentes en tres años. Y no se ha producido tampoco un incremento entre los adultos, que si deciden libremente consumir van a tener acceso a una sustancia con todas las garantías de ser lo menos peligrosa posible.

Están sobradamente probados los beneficios económicos, pero no que se consiga erradicar el mercado negro...
Efectivamente, no se trata de engañar a la gente. No vamos a acabar con el tráfico de drogas. Como dice el experto Michael Collins, cuando regulas no consigues que el Chapo Guzman se jubile, porque el mercado negro implica otras sustancias. Pero, por lo menos, lo reduces en un cuarto. En España, además, tendría un impacto todavía más considerable, por ser la puerta de entrada de hachís y marihuana por el Estrecho de Gibraltar. Y allí, precisamente, están sin recursos suficientes para enfrentarse a la mafia.

¿PSOE y PP siguen diciendo que hay asociaciones médicas que no terminan de ver el cannabis como un medicamento?
Es agarrarse a un clavo ardiendo para justificar un discurso prohibicionista que no tiene explicación. Hay evidencia científica de que los derivados del cannabis tienen efectos en los espasmos de esclerosis, en tratamientos de quimioterapia o como estimulador del apetito. Si no tuviera estas propiedades probadas lo que me pregunto up es por qué Alemania y 21 estados de EE UU tienen el cannabis terapéutico legalizado, o por qué Reino Unido también lo va a regular... ¿Cómo es posible?

¿Han pensado ya que aliados puede tener su ley? ¿Ciudadanos?
Sí claro, aspiramos a que tenga el apoyo de otros grupos. Ciudadanos siempre apoyó la regulación, pero ellos defienden una regulación unicamente terapéutica. Nosotros compartimos su postura, por la urgencia de los enfermos, pero defendemos que la regulación integral también recoge la terapéutica y lo que te permite, además, es una reducción eficaz del mercado negro e ilegal.

Con el PSOE a priori lo van a tener más difícil. Pedro Sánchez ya ha dicho que no está listo para este debate. Como socios de gobierno, ¿pueden hacerle cambiar de opinión?
Yo espero que sí. Me parece alucinante que no esté preparado para un debate que ya está instalado en el plano internacional, y que en España viene de largo. El PSOE y el Gobierno tienen dificultades para posicionarse. El PSC está posicionado a favor de una regulación claramente, dentro del partido hay división de opiniones. No sabemos el Gobierno, pero nos interesa porque son clave gubernamental y parlamentaria. Y sobre nuestra influencia (como socios), pues que quiere que le diga, espero que sí. Es lo que vamos a intentar.

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online

Videos

Oculto
Mostrar


LOWE USA