EFE

  • Castilla-La Mancha, Extremadura, Madrid y Murcia son este año los territorios más contaminados.
  • El contaminante que afecta a más población en España es el ozono troposférico
  • Todo pasa por una reducción del tráfico, dice el informe 'La contaminación por ozono' de Ecologistas en Acción.

Nube de contaminación sobre Madrid

Un 24,6 % de la población española respiró aire contaminado durante 2018, en total 11,5 millones de personas, de acuerdo al valor objetivo que establece la directiva europea sobre calidad del aire, según el informe "La contaminación por ozono en España durante 2018", presentado este martes por Ecologistas en Acción.

Este porcentaje se eleva hasta el 85,3 por ciento si se tiene en cuenta el valor de ozono recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que significa que seis de cada siete españoles ha respirado aire contaminado en lo que va de año, es decir, 39,7 millones de personas.

El ozono troposférico es el contaminante que afecta a más población en España. Es un contaminante "complejo", que no tiene una fuente humana directa sino que "se forma en la baja atmósfera en presencia de radiación solar por la combinación de otros contaminantes denominados precursores, emitidos por el tráfico rodado (sobre todo vehículos diésel), las grandes centrales termoeléctricas y determinadas actividades industriales". El contaminante afecta, principalmente, durante la primavera y el verano, especialmente a las "áreas suburbanas y rurales influenciadas por la contaminación urbana e industrial".

El informe "La contaminación por ozono en España durante 2018" apunta a Castilla-La Mancha, Extremadura, Comunidad de Madrid y Murcia como los territorios más contaminados, frente a las comunidades cantábricas, Valle del Ebro, Castilla y León y Canarias, que muestran niveles de ozono más moderados.

Juan Bárcena, de Ecologistas en Acción, ha subrayado que cualquier medida "seria" contra la contaminación por ozono pasa por una reducción del tráfico y ha lamentado la "inexistencia" de planes de actuación en España a corto plazo cuando se disparan los niveles de este contaminante.

Por su parte, Miguel de Ceballos, coordinador del informe, ha denunciado la falta de información a la población sobre los niveles del contaminante y problemas para la salud y ha dicho que la información no es clara ni accesible y hay que ser un experto para interpretarla. "Falta un esfuerzo de las administraciones públicas para tener informada a la población", ha insistido Ceballos.

El mantenimiento de la contaminación por ozono en 2018 es consecuencia directa "del repunte en la quema combustibles fósiles que está acompañando al cambio de ciclo económico", sostiene el informe. La coyuntura meteorológica, caracterizada por una gran inestabilidad atmosférica primaveral y un fuerte calor estival (la primavera ha sido la más lluviosa y el final del verano el más cálido desde 1965), ha concentrado el ozono en los meses de julio, agosto y septiembre.

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online

Videos

Oculto
Mostrar


LOWE USA