AMAYA LARRAÑETA

  • El calendario para la equiparación del permiso: 8 semanas en 2019; 12 semanas, en 2020, y en 2021, 16 semanas.

Un padre y su hija, en el carrito

El acuerdo sobre rubricado entre el PSOE y Podemos traerá, de ser aprobado por Bruselas y en el Parlamento, unos permisos de paternidad y maternidad progresivamente iguales en duración, hasta las 16 semanas, intransferibles y remunerados al 100%. Sin embargo, Podemos no ha conseguido que el Gobierno plasme por escrito en el acuerdo marco la posibilidad de que estos permisos sean utilizados de forma consecutiva, individualmente, por ambos progenitores.

Tres claves y un interrogante sirven para entender cómo quedan los permisos de paternidad y maternidad en el acuerdo sobre los Presupuestos Generales: serán iguales, intransferibles y remunerados, pero ¿serán consecutivos?:

Iguales, en 2021: El documento del pacto entre PSOE y PP estipula que para favorecer la igualdad laboral de hombres y mujeres, así como la corresponsabilidad en el cuidado de los hijos, se debe perseguir la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad. "Para adecuar su implantación a la suficiencia financiera necesaria, se llevará a cabo de acuerdo con el siguiente calendario: 2019, 8 semanas; 2020, 12 semanas; y 2021, 16 semanas". El impacto económico de esta medida en 2019 está calculado en 300 millones de euros.

Intransferibles: El acuerdo marco, en su página 27, asegura que la equiparación del permiso por paternidad deberá establecerse en términos de "intransferibilidad". Aquí el PSOE y Podemos estaban de acuerdo, en hacer de este un derecho individual de cada persona. Ambas formaciones defienden que lo que garantiza la igualdad de género es que estos permisos no puedan ser acumulados por uno de los dos progenitores. De ser así recaerían automáticamente en las mujeres, que desempeñan actualmente en mayor proporción la tarea.

En la Plataforma PPiiNa, que llevan años defendiendo los permisos intransferibles e iguales, tienen "clarísimo" que los permisos deben de ser intransferibles, porque se trata de un derecho individual. "Si ambos cotizamos, tenemos derecho al mismo permiso. Que sean intransferibles hará que las empresas sepan que hombres y mujeres tienen ese derecho a ausentarse y ambos son igual de necesarios laboralmente, así no se etiquetará de menos productivas a las mujeres", conviene Virginia Carrera, portavoz de la PPiiNa.

Remunerados al 100%: Esta condición también se ha plasmado por escrito en el acuerdo sobre la ley de los presupuestos generales del Estado. Este exige un mínimo de 360 días cotizados y se cobra el 100% de la base reguladora  que esté establecida para la prestación de incapacidad temporal por contingencias comunes durante toda su duración. En la actualidad, 16 semanas para las madres y 5 semanas para los padres.

¿Simultáneos o consecutivos? Es la duda que deja la redacción de este acuerdo entre el Gobierno socialista y Podemos en relación a la equiparación de paternidad. Si ambos progenitores deben cogerse el permiso entero en las 16 primeras semanas desde el nacimiento, y por lo tanto de forma simultánea, o si se comparten unas semanas y se permite a los progenitores organizarse consecutivamente las restantes. El texto dice que se pretende "el cambio sociocultural que supone una responsabilidad común del cuidado de las hijas e hijos durante el primer año de vida", de lo que se infiere que tal vez el desarrollo de la propuesta permita coger un permiso y después otro a lo largo de ese primer año de vida del hijo en común.

En la confían en que se mantenga la posibilidad de usar de forma consecutiva, individualmente, el permiso de paternidad. "Eso repercutirá en el reparto equilibrado de los cuidados, permite cuidar al padre y a la madre, y aumenta el tiempo que pasa la criatura dentro del hogar con sus progenitores, retrasando el tener que acudir al recurso de la familia extensa o de la guardería casi un año", explica Virginia Carrera.

La portavoz de la plataforma recuerda que la equiparación de permisos no es la única fórmula para mejorar la conciliación laboral y familiar. "Es fundamental también que, unido al reparto de los permisos, se asegure la gratuidad de la educación infantil entre los 0 y los 3 años, así como una reorganización del trabajo. Es importante que las personas no vivan para trabajar, que sea una faceta importante de sus vidas, pero que no sean el eje central. Para ello es preciso el reparto del trabajo para conciliar empleo y vida. Habría que fomentar el trabajo por objetivos o metas, para que el presentismo no sea la práctica habitual en muchos sectores. Y habría que tocar no solo la duración de la jornada laboral sino el horario. Las jornadas partidas no siempre son organizativamente mejores".


Read full article on Economía


Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online

Videos

Oculto
Mostrar


LOWE USA