SPORTYOU

  • Las relaciones entre ambos clubes son malas desde el verano de 2017, a raíz del fichaje frustrado de Verratti.
  • El Barça reprende a Arturo Vidal: "Ha faltado al respeto a sus compañeros".

Neymar y Nasser Al-Khelaifi

Las relaciones diplomáticas entre FC Barcelona y PSG son más bien tensas desde hace más de un año, y no precisamente por la rivalidad deportiva y las goleadas que ambos equipos intercambiaron hace ya casi dos años en la Champions League.

Primero fue el frustrado fichaje de Marco Verratti por los azulgranas, que llegaron a un acuerdo con el centrocampista italiano a espaldas de su club. Cuando el Barça llamó a la puerta del PSG, este no quiso negociar. Y sólo unas semanas más tarde, los franceses devolvieron el golpe llevándose a Neymar previo pago de los 222 millones de euros estipulados en la cláusula de rescisión de su contrato.

Este verano, la historia se ha repetido con otro centrocampista del PSG, Adrien Rabiot, por el que el Barcelona se ha interesado de forma repetida. Y hace poco el presidente Josep Maria Bartomeu no dudó en tirar una chinita más, al celebrar la investigación de la UEFA al PSG para comprobar si cumple con el ‘fair play’ financiero.

El veto de Al-Khelaïfi

El último episodio no concierne a ningún fichaje, pero es sintomático de cómo están las relaciones entre ambos clubes. El presidente del PSG, Nasser Al-Khelaïfi, ha prohibido a Adrien Tarascon, responsable de estadística de los partidos del equipo, participar en la cuarta edición del Sports Technology Symposium. Se trata de un congreso que se celebrará en el Camp Nou los días 15 y 16 de noviembre y que organiza el FC Barcelona.

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online

Videos

Oculto
Mostrar


LOWE USA