EFE

  • La obra, escrita por Guillem Clua y dirigida por Josep Maria Mestres, se estrena este sábado.
  • Su último trabajo sobre las tablas fue 'Carlota', de Miguel Mihura, en 2014.

Carmen Maura

Cuatro años después de subir por última vez a las tablas, la actriz madrileña Carmen Maura regresa a los escenarios este fin de semana como protagonista de La golondrina, de Guillem Clua, cuyo estreno nacional tendrá lugar este sábado en el Real Coliseo Carlos III de El Escorial (Madrid).

En una rueda de prensa ofrecida este martes, Maura ha explicado que, cuando leyó el texto de Clua, sintió que "tenía que hacerla (la obra)", ya que ha vivido "muy de cerca" problemas similares a los planteados en este drama.

Con un atentado terrorista como punto de partida, la obra aborda la relación entre una profesora de canto, Amelia (Maura), y su alumno Ramón (Félix Gómez), que desea cantar una nana en el funeral de su madre.

La intención inicial de Clua, según el propio autor, era "reflexionar sobre el sentido del duelo, sobre el valor del perdón", pero más tarde descubrió que su relato estaba construido en torno al amor y a "la necesidad que tenemos todos de decirnos que nos queremos".

Su personaje, Amelia, ha dicho la actriz, es una mujer "muy normal, incluso moderna", en quien espera que muchas madres puedan verse reflejadas.

Maura (Madrid, 1945), que subió a las tablas por última vez en 2014 para interpretar Carlota, de Miguel Mihura, ha admitido haberlo pasado "bastante mal" durante el mes y medio que duraron los ensayos y tener "un susto agudo" ante el inminente estreno de la obra.

Para la actriz, ganadora de cuatro premios Goya, en el cine "no hay ningún trauma", pero reconoce que se pone "negra" cuando, detrás del telón, escucha "el murmullo de la gente esperando a que salgas".

Fuera de zona de confort

El director de La Golondrina, Josep Maria Mestres, ha agradecido a Maura que haya salido "de su zona de confort" al volver al teatro y ha destacado a su único compañero de reparto, Gómez, como un "virtuoso emocional".

Para Mestres, la obra es "una tragedia luminosa", opinión compartida por Gómez, que ha afirmado: "Nunca he leído una tragedia con tan buen rollo".

Aunque la ubicación del ataque que viven Amelia y Ramón jamás se detalla, Clua evoca la masacre ocurrida en 2016 en el bar Pulse de Orlando, de clientela mayoritariamente homosexual, donde fueron asesinadas 49 personas.

El dramaturgo ha confesado que este atentado le tocó muy de cerca y le hizo ver que la comunidad LGTB había "caído en la autocomplaciencia", lo que le hizo sentir la "responsabilidad de recordar que el odio sigue estando entre nosotros".

Pero, pese al profundo dramatismo de La Golondrina (nombre de la nana que Ramón quiere cantar y que sirve como nexo de unión entre él y Amelia), Clua promete notas de humor y sorprendentes giros argumentales en una función que define como "un canto a la vida".

Producida por LaZona Teatro, la obra será representada en el Real Coliseo Carlos III el próximo sábado y domingo, y volverá a Madrid el 12 de marzo de 2019 tras realizar una gira por todo el territorio nacional.

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online

Videos

Oculto
Mostrar


LOWE USA