ARACELI GUEDE

  • El doctor Joan Albanell: "Se puede omitir la quimioterapia en un 60-70% de pacientes con cáncer de mama".
  • El test para determinarlo no es aplicable a todos los casos pero las características que requiere son muy comunes.
  • Esta catedrática en Farmacología se realizó la prueba cuando aún su implantación no estaba muy extendida.

Cáncer de mama

A Mabel Loza le detectaron un cáncer de mama hace cinco años pero no ha recibido ni una sola sesión de quimioterapia. Su tumor fue susceptible de ser sometido a un test, conocido como Oncotype, que permite detectar si la paciente obtendrá o no un beneficio con dicha terapia. Los valores que la prueba arrojó fueron muy bajos, lo que significó que en su caso ese beneficio "era prácticamente inexistente".

"Aquello impactó muy positivamente en mí, tanto a nivel familiar como laboral. Al mes estaba trabajando", relata esta catedrática en Farmacología de la Universidad de Santiago de Compostela, casada y con un hijo. Mabel evitó así casi un año de quimio y con ello, tener que hacer frente al desgaste físico y psicológico que supone. "Te facilita la vida", insiste al otro lado del teléfono.

De la mano de Joan Albanell, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital del Mar de Barcelona, España fue uno de los primeros países en empezar a aplicar este test, pero cuando, con 51 años, esta investigadora comenzó su lucha contra la enfermedad, no estaba muy extendido.

Ella sabía de su existencia porque varias mujeres de su entorno más cercano se lo habían realizado en Estados Unidos y porque por su profesión conocía la trayectoria del doctor Albanell, el primero en Europa en demostrar el impacto de Oncotype en la decisión clínica de recomendar o no la quimioterapia. Los oncólogos que la trataron vieron con buenos ojos que concertase una cita con él y el médico la recibió antes de ser operada para extirparle el cáncer. "Fui con mi marido. Entramos con toda la incertidumbre que provoca una noticia que no sabes cómo gestionar y salimos teniendo clarísimos los pasos a dar. Nos transmitió tan bien la información que yo salí completamente convencida de hacerme la prueba", recuerda.

Tratamiento con pastillas

A la intervención quirúrgica le siguió el análisis del tumor y su clasificación, porque no todos son aptos para ser expuestos al test. Es necesario que se trate de bultos sin afección de los ganglios linfáticos, con receptores hormonales negativos y en general, pequeños, características muy comunes pero no universales. Mabel sí pudo seguir adelante y el resultado la llevó a mantenerse en su idea de no recurrir a la quimio.

"Momentos de duda siempre tienes, pero, no sé si porque me dedico a la investigación, pensé que no tenía sentido empezar con dudas de último momento. Mis médicos me informaron bien y el doctor Albanell habla de forma muy objetiva y muy clara. Tienes un riesgo, evidentemente, pero la pregunta es, ¿realmente hay evidencia de que si me hago la quimio va a bajar ese riesgo? Y prácticamente no había ninguna. Si hubiese salido un valor más alto y hubiese estado en una zona dudosa tal vez hubiese tomado otra decisión, pero los resultados para valores bajos ya entonces eran bastante contundentes", manifiesta con convicción. 

Hoy esta prueba, que entonces corrió de su cuenta, sí está incorporada en sistemas públicos de salud como el de Galicia. Y ahora también existen más datos sobre su nivel de evidencia: a principios de verano se hacían públicos los resultados del estudio TAILORx, el cual concluyó con éxito que el 70% de las mujeres con el tipo más común de cáncer de mama en fase inicial pueden ser tratadas solo con hormonoterapia.

Es lo que ha hecho Mabel en el último lustro, tomarse una pastilla al día, rutina que tendría que haber seguido en cualquier caso. "Este tratamiento es independiente de que te den o no quimio. Existen receptores hormonales y hay que bloquearlos para que eventualmente, si existen otras células, no crezcan después de la cirugía", explica.

Cinco años después de tomar probablemente la decisión más importante de su vida, las circunstancias le han demostrado que hizo lo correcto: "Cruzo los dedos pero de momento todo ha ido bien. No ha habido ningún problema".

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online

Videos

Oculto
Mostrar


LOWE USA