20MINUTOS.ES

Ángel Boza

Poco menos de cinco minutos le bastaron a Ángel Boza, miembro de La Manada, para robar unas gafas de sol valoradas en 148 euros. Un hurto por el que el sevillano permanece desde el pasado 2 de agosto en prisión provisional y del que ahora sale a luz el vídeo que prueba su culpabilidad.

Boza, ataviado con un bañador azul claro, chanclas y una camiseta de manga corta, juega al despiste dentro de la óptica de El Corte Inglés de la Plaza del Duque de Sevilla, tal y como se puede ver en el vídeo compartido por el Diario de Sevilla.

El joven entra en el establecimiento a las 19:26 h del pasado 1 de agosto, compartiendo espacio con dos dependientes, quienes atienden a un cliente y consultan en un ordenador. Boza comienza a dar vueltas por la tienda, fingiendo estar interesado en los productos de los expositores y deteniéndose a mirarlos detenidamente.

Tras recorrer la tienda, se detiene delante de una de las columnas y se coloca el bañador. Acto seguido, escoge uno de los productos y se lo prueba, comprobando cómo le quedan mientras se observa en uno de los espejos.

En ese momento, aparece otro empleado de la óptica, aunque a Boza parece no ponerle nervioso verse junto a tres dependientes en su hazaña. En un intento de despiste, el joven decide colocar sus propias gafas de sol en la repisa de uno de los expositores y se dirige a probarse otras.

Después de unos instantes de vacile, Boza arranca la alrma antirrobo y las esconde dentro del bañador, con absoluta tranquilidad, la misma actitud con la que abandona la tienda.

El vídeo recoge hasta ese preciso instante, el resto de la historia ya se hizo público: Boza fue entonces perseguido por los vigilantes de seguridad privada del centro, quienes le persiguieron hasta el aparcamiento, donde tenía estacionado su vehículo. Lejos de atender las indicaciones de los vigilantes, acometió con su coche contra dos de sus perseguidores, quienes resultaron lesionados y precisaron asistencia médica, aunque su estado no revestía gravedad.

Los responsables del centro comercial comunicaron lo ocurrido al Grupo Giralda de la Policía Local (Policía Turística), cuyos agentes localizaron el coche y al detenido circulando en las inmediaciones de los Jardines de Murillo. Finalmente, agentes del Grupo Giralda (Policía Turística) de la Policía Local de Sevilla interceptaron a Boza a las 22.00 horas de este miércoles en la Avenida Menéndez Pelayo de la capital sevillana, conduciendo un vehículo.

Al igual que el resto del grupo, Boza se encuentra en libertad provisional a la espera de que la sentencia que les condena a nueve años de cárcel por abusos sexuales sea firme. Todos ellos llevan meses en la calle tras pagar fianzas de 6.000 euros. 

Por su parte, Agustín Martínez, abogado de Ángel Boza afirmó que espera que este le explique qué paso para hacer una valoración porque, "sin ánimo de justificar nada, es francamente extraño que después de intentar robar te puedas salir del aparcamiento de El Corte Inglés". Martínez también ha señalado que es posible que el juez envíe a prisión a su cliente por un delito de robo con violencia, pero que en todo caso lo sucedido no afecta al auto de libertad provisional que dictó la jueza por el delito de abuso sexual que junto a cuatro amigos infringió a una joven en los Sanfermines de 2016.

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online

Videos

Oculto
Mostrar


LOWE USA