AMAYA LARRAÑETA

  • Miles de estudiantes que han aprobado todo, sin actividad lectiva ya por el adelanto a junio de recuperaciones.

Adolescentes a la salida del instituto

Gabriela ha pedido permiso en casa para faltar al instituto los lunes que quedan de junio y para, algún que otro día, hacer sus primeras 'pellas' y tomarse un chocolate con churros con cuatro compañeras de primero de la ESO. Gabriela está buscando alternativas, a sus 12 años, para no tener que pasarse el día entero sin hacer nada en clase, porque ha aprobado todas las asignaturas y el centro público ha dado por finalizado el periodo lectivo para poder llevar a cabo las recuperaciones de junio.

Los padres de Sandra, de 15 años, le han autorizado este miércoles a no asistir al instituto donde cursa bachillerato y poder quedarse en casa. "Mañana y pasado irá que tienen algún taller programado, pero hoy no tenían ninguna actividad", resume su padre.

En la situación de Gabriela, Sandra y de sus padres están estos días cientos de miles de familias con hijos cursando la ESO y Bachillerato, que sufren la falta de previsión de los centros escolares en la planificación de las últimas tres semanas del curso, después de apostar por el adelanto de las recuperaciones de septiembre a junio.

La medida tiene su origen en una reclamación desde los IES, ante el escaso éxito de los exámenes de septiembre, pues un 58% de los estudiantes de Bachillerato y el 49% de ESO de institutos con asignaturas suspensas no superó en los exámenes de septiembre ninguna materia pendiente.

La Federación de Asociaciones de Padres Giner de los Ríos denuncia que el nuevo calendario escolar está favoreciendo el absentismo. En concreto dicen que en Madrid el 85% del alumnado falta a clase después de que el pasado viernes les entregaran las notas finales de curso.

"Hay centros donde se ha alcanzado un absentismo que ha llegado prácticamente al cien por cien entre el alumnado que ha aprobado todo en la convocatoria ordinaria. Esta cifra, si no se remedia, seguirá incrementándose a medida que avancen los próximos días. Todo es debido a la inacción de la Consejería de Educación al no enfrentarse al problema que se ha generado con la nueva tipología del calendario escolar", asegura la FAPA Giner de los Ríos.

Modificar el calendario del curso que viene

Conscientes de que este año ya poco se puede hacer, la FAPA ha exigido la retirada del borrador del calendario para el próximo curso escolar 2018-2019 ante la "inacción" de los centros escolares de Secundaria que han adoptado la nueva ley que adelanta las recuperaciones. El adelanto de las pruebas extraordinarias de evaluación de septiembre a junio de 2018 está recogido en la orden de calendario escolar 2017/2018. Por tanto, Educación subraya que se trata de una circunstancia "prevista y conocida" por los centros desde hace un año para la que han adaptado su Programación General Anual y su Plan de actividades para junio de 2018.

Las consejerías de Educación afectadas defienden que el nuevo calendario escolar fue aprobado en 2017 con representantes de todos los sectores de la comunidad educativa y que cumple con el número de jornadas lectivas obligatorias (175) ya que el periodo lectivo finaliza el 22 de junio y hasta ese periodo "todos los alumnos tienen la obligación de asistir a clase", según informa Europa Press. Idéntica información aporta un portavoz de un instituto de educación secundaria: "El horario lectivo termina el día 22 de junio y los alumnos y alumnas tienen obligación de asistir al centro. Se les ha preparado talleres, de yoga, por ejemplo, y tienen abierta la biblioteca y una sala de estudio, por si quieren repasar lo aprendido".

Desde CEAPA, su presidenta Leticia Cardenal, ha reconocido a 20minutos que el adelanto de los exámenes está creando muchas incertidumbres en las familias de estudiantes de la ESO y Bachillerato en varias comunidades autónomas. "Por ejemplo en Cantabria también hemos reclamado a la Consejería. Porque los chavales en junio este año tienen obligación de ir al centro, pero nada que hacer. O los tienen viendo películas o en la biblioteca, y los que mejor se lo han montado les ofrecen algún taller, pero creemos que no están bien organizados y que se están perdiendo horas lectivas". También en Madrid, los colectivos de padres y madres están empezando a solicitar reuniones urgentes con los representantes de la comunidad educativa para fraguar un nuevo calendario que tenga el "máximo consenso" de todos los agentes educativos.

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online

Videos

Oculto
Mostrar


LOWE USA