|

  • La Federación Internacional de Rugby elimina a España, Rumanía y Bélgica por alineación indebida.
  • El polémico partido contra Bélgica no se repetirá.
  • Cinco jugadores del equipo español fueron sancionados con durísimos castigos.

Rugby

La polémica resolución del España-Bélgica de rugby ha acabado de la peor manera posible para los intereses de los 'leones'. El Comité Judicial y el Comité de Disputas de World Rugby ha decidido la descalificación de España, junto a Rumanía y Bélgica, por alineación indebida, además de la no repetición del citado partido que fue el origen del 'culebrón'.

Sobre el partido entre Bélgica y España, según explica la Federación Española de Rugby, el Comité de Disputas reconoce la validez de los argumentos presentados tanto por ellos mismos como por la propia World Rugby, dado el conflicto de intereses generado por la designación de un árbitro rumano para el partido contra Bélgica. Además, aceptan la idea de que poner a dicho colegiado supuso un exceso de presión hacia ellos. Sin embargo, han decidido no cambiar el resultado del partido ni repetir el encuentro porque "supondría sentar un precedente sin parangón en los 150 años de historia de nuestro deporte".

Sin embargo, es más grave la segunda parte del comunicado de World Rugby, que a su vez es consecuencia de lo primero. Ante las quejas de España hacia el árbitro y hacia Rugby Europe, se habían presentado numerosas protestas por alineación indebida de dos jugadores de la selección española, nacionalizados españoles pero franceses de origen, como tantos otros: Mathieu Belie y Bastien Fuster.

El mismo comité que ha decidido que no se repetía el Bélgica-España ha dado por cierto que, al menos, uno de los dos casos presentados no cumplía con la legislación acerca de la elegibilidad de ellos dos, ya que ambos formaron parte de la selección de Francia sub20, que antes no cerraba las puertas a ser elegido por otro país, en 2008 y 2012. Al ser considerado el equipo B, se les permitía jugar con ese país para luego ser seleccionados con la absoluta de otro (siempre que cumplieran los requisitos). Sin embargo, la norma cambió y desde la Federación española culpan a su homólogos franceses de no haber informado de manera correcta a los jugadores de que habían sido 'capturados'. Conclusión: alineación indebida en el polémico Bélgica-España, que ya costó durísimas sanciones a cinco jugadores del equipo entre los que estaba el propio Belie.

De esta manera, se concluye que las denuncias por alineación indebida de estos jugadores fueron las que complicaron más el caso al completo. Además de España, también se han visto afectados por la misma decisión ya que tienen casos similares en sus equipos la propia Bélgica y Rumanía, el tercer país afectado en todo el caso. Los tres han quedado descalificados, y ahora será Rusia, que quedó detrás de los tres, quien juegue contra Alemania por un puesto en el Mundial de Japón de 2019.

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online

Videos

Oculto
Mostrar


LOWE USA