EFE

  • Durante este tiempo, los trabajadores del sector de la estiba podrán negociar el nuevo convenio.

Protesta de estibadores de Barcelona

El Gobierno ampliará en seis meses el plazo para que el pueda seguir negociando el nuevo convenio marco, tal y como pedían los sindicatos y la patronal, debido a la demora en la aprobación del real decreto que desarrolla la nueva ley de reforma de la estiba.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, ha explicado este lunes, tras reunirse con los sindicatos de los estibadores, que, de esta forma, ambas partes podrán negociar "sin la presión de un plazo que se agotaba"

Gómez-Pomar ha añadido que el próximo miércoles se va a presentar, en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, una enmienda transaccional a la ley de presupuestos que amplía en un periodo de seis meses el plazo de negociación a partir de la entrada en vigor del real decreto, algo que previsiblemente ocurrirá a finales del próximo mes de junio.

Los sindicatos han valorado la reunión y la fórmula acordada, ya que permite el plazo de negociación que los trabajadores venían demandando y ayuda a restablecer un estado de armonía en las negociaciones y también en las relaciones con el propio ministerio, de acuerdo con la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM), el sindicato mayoritario del sector.

De esta forma, desaparece la amenaza de movilizaciones que se cernía sobre los puertos españoles, ya que los sindicatos no presentarán el preaviso de huelga que tenían previsto hacer efectivo en estos días, ha precisado el coordinador general de la CETM, Antolín Goya.

Retraso en la aprobación

El secretario de Estado ha explicado la demora en la aprobación del real decreto por la "complejidad" que tiene, y ha añadido que de su contenido había que dar cuenta a la Comisión Europea (CE) y, además, tiene una tramitación interna en la que intervienen todos los departamentos ministeriales y diferentes instituciones.
Esto ha llevado a una "importante demora más allá de la que nosotros nos hubiese gustado para su aprobación", ha reconocido Gómez-Pomar.

Goya ha precisado que el retraso en la aprobación del real decreto ha colocado a los estibadores en una posición de "incertidumbre y una cierta debilidad de cara a la negociación", pero la fórmula acordada hoy "ayudará mucho al sector", ya que potenciará "el ambiente de negociación que los puertos necesitan en estos momentos para poder consolidar todo el trabajo que se viene realizando en los últimos tiempos".
 


Read full article on Economía


Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online

Videos

Oculto
Mostrar


LOWE USA