EUROPA PRESS

  • Segismundo Morey, uno de los investigados por el caso Rocamar, miembro de la junta rectora que aprobó la compra del solar de este hotel en Sóller, ha declarado que no se detectaron irregularidades y que el precio de compra no les alertó de que podía haber un fraude.

Fachada de los juzgados de vía Alemania

La investigación, que está siendo llevada a cabo por el Juzgado de Instrucción número 1 de Palma, versa sobre las presuntas irregularidades en la compra del solar del Rocamar, que se encontraba en ruinas, y por el que se pagó un presunto sobrecoste de 600.000 euros públicos.

((Habrá ampliación))

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online



LOWE USA