20MINUTOS.ES

  • Los Warriors ganaron anoche a los Suns por paliza, 129-83, pero la imagen del partido la dejó su técnico, Steve Kerr.
  • El preparador del equipo de Golden State decidió abandonar la pista y les dejó la pizarra y la toma de decisiones a sus jugadores.

Steve Kerr

Los Warriors ganaron anoche a los Suns por paliza, 129-83, pero la imagen del partido -y de la jornada- la dejó su técnico, Steve Kerr.

El preparador del equipo de Golden State decidió abandonar la pista y les dejó la pizarra y la toma de decisiones a sus jugadores. En concreto, y durante un tiempo muerto, Kerr llamó a Iguodala y le entregó la pizarra y el testigo como entrenador. El propio alero y Draymond Green tomaron la batuta del equipo.

Tras el choque, el técnico lo explicó así en rueda de prensa. "Se lo dije tras el último partido. Les dije que íbamos a hacerlo, que este es su equipo. Creo que es una de las primeras cosas que tienes que tener en cuenta como entrenador".

Para Kerr, "no es tu equipo ni el del GM ni el del dueño. Es el equipo de los jugadores. Es suyo y tienen que adueñarse de él. Nosotros como entrenadores podemos guiarles, pero no controlarles. Ellos determinan su propio camino. Creo que no hemos enfocado bien las cosas en el último mes y creí que es lo que había que hacer. Se comunicaron bastante bien y dibujaron algunas jugadas muy buenas. Fue una gran noche para ellos".

Steve Kerr's just letting the Warriors coach themselves. pic.twitter.com/GIRPtyMWML

— ESPN (@espn) 13 de febrero de 2018
Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online



LOWE USA