EUROPA PRESS

  • Ambas condicionan su decisión de trasladar su sede social a una declaración unilateral de independencia.
  • Idilia Foods ha pedido en un comunicado a los ejecutivos de Rajoy y Puigdemont que "solucionen la situación con la mayor urgencia posible".
  • Grupo Planeta afirma que el cambio no comportaría movimiento de empleados.

Latas vintage de Cola Cao.

Idilia Foods, propietaria de marcas como Cola Cao, Nocilla, Paladin y Okey, ha asegurado que trasladará su sede social, actualmente ubicada en Barcelona, "ante una declaración unilateral de independencia" (DUI) de Cataluña con el objetivo de mantener la seguridad jurídica.

En un comunicado, la compañía recuerda que tiene sede en Cataluña desde hace más de 70 años, que Cola Cao nació en 1946 y que ha convivido con "distintas etapas políticas" y que "nunca" se ha posicionado políticamente.

"En estos más de 70 años ni la compañía ni la familia propietaria se han posicionado nunca políticamente, centrando su actividad en elaborar excelentes productos para atender la demanda de los consumidores", apunta la empresa controlada por la familia Ferrero.

"Esperamos no llegar a tal situación, pero ante una efectiva declaración unilateral de independencia, trasladaríamos nuestra sede social fuera de Catalunya con el fin de mantener la seguridad jurídica necesaria para poder seguir trabajando con normalidad", ha afirmado Idilia Foods.

Por ello, la compañía ha pedido a los ejecutivos de y de que "solucionen la situación con la mayor urgencia posible".

Este mismo lunes, han comunicado el traslado de su sede social empresas , Torraspapel, SegurCaixa Adeslas y el grupo constructor Copasa, que ha acordado llevarse a Santiago de Compostela la sede de su filial de medioambiente Pesa, hasta ahora ubicada en la capital catalana.

Grupo Planeta, en la misma situación

El consejo de administración del Grupo Planeta ha decidido que trasladará su domicilio social a Madrid si se produce una declaración unilateral de independencia en Cataluña.

Según ha informado la compañía en un comunicado, esta decisión reside en la "inseguridad jurídica" que se produciría en caso de que el Gobierno catalán decidiese proclamar unilateralmente la independencia de la región.

Por ello, Grupo Planeta considera necesario, llegado el caso, trasladar su sede social fuera de Cataluña "para proteger los intereses de sus accionistas, de sus empleados y del proyecto empresarial".

En cualquier caso, ha apuntado que el traslado del domicilio social no comportaría movimiento de empleados, ya que el grupo cuenta con sedes operativas en diversas ciudades de España.


Read full article on Economía


Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online



LOWE USA