20MINUTOS.ES

  • La radioterapia que se ofrece hoy se basa en la experiencia tras aplicar el tratamiento.
  • Un nuevo método añade el factor tiempo a la información anatómica y fisiológica.

Radioterapia

Pese a atender a la particularidad del tipo de tumor o a factores genéticos, la radioterapia que se ofrece en la actualidad se sustenta en estudios basados en la evidencia, es decir, en la experiencia tras aplicar los tratamientos y evaluar los resultados obtenidos. Como resultado, la mayoría de tratamientos en radioterapia están basados en una medicina poblacional.

En esos casos la prescripción de dosis, así como la definición de los volúmenes de interés, se realiza sobre la imagen morfológica o anatómica, habitualmente obtenida por estudio de TAC del paciente. Estas actuaciones sobre la imagen se han ido reajustando según la evidencia de éxito o fracaso, promediadas a partir de una gran base de datos de pacientes con igual patología.

Pero para conseguir tratamientos más ambiciosos del tumor, es necesario incluir un parámetro fundamental en las planificaciones de radioterapia: el tiempo. Es decir, describir la evolución de la enfermedad. Esto permitiría minimizar la incertidumbre y definir con mayor precisión la extensión de los tejidos enfermos, a fin de que la dosis solamente afecte a la enfermedad, sin dañar tejido sano.

A través de la planificación basada en la información funcional que puede aportar un dispositivo de imagen como el PET/TAC, es posible tener en cuenta las particularidades fisiológicas de la lesión en cada paciente, así como los cambios que se producen durante el curso del tratamiento, de forma que este puede ser adaptado a estos cambios, conduciendo a una radioterapia adaptativa fuertemente personalizada.

Cuenta SINC que como consecuencia de la investigación llevada a cabo en colaboración entre el grupo de Física Médica que dirige el profesor Antonio Leal en el departamento de Fisiología Médica y Biofísica de la Universidad de Sevilla y el Centro Nacional de Aceleradores, se ha desarrollado un modelo de planificación de tratamientos radioterápicos basado exclusivamente en la imagen morfofuncional, considerando la información anatómica y fisiológica incluida en la imagen clínica del paciente.

Una nueva técnica con dosis personalizadas

"A diferencia del procedimiento habitual, ahora se ha empleado una nueva forma de prescribir la dosis, conocida como Dose Painting by Numbers, tratando de aumentar la dosis en las zonas más resistentes o más activas del tumor”, explica la profesora de la Universidad de Sevilla, Elisa Jiménez Ortega.

Esta técnica exige una alta precisión en el cálculo de la dosis que recibe el paciente. Para ello, el equipo de trabajo apostó por el método matemático conocido como full Monte Carlo. Con este modelo se tienen en cuenta tanto las posibles interacciones del haz de partículas terapéutico con los distintos componentes del acelerador, así como a través de los tejidos del paciente a tratar. Este método numérico permite una solución teórica precisa, en contraste con el cálculo analítico que se sigue en los planificadores comerciales instalados en los centros hospitalarios.

Como resultado de este trabajo, se han propuesto soluciones para tratamientos de radioterapia adaptativa basadas exclusivamente en los cambios en la imagen, con lo que esperan "pueda animar a los especialistas a usar este tipo de herramientas y así incorporar consideraciones biológicas que ayuden a un tratamiento del cáncer más personalizado y eficiente”.

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online



LOWE USA