EP

Puigdemont

El cabo de la Guardia Civil con cuyo testimonio ha arrancado este jueves el juicio por el procés en el Tribunal Supremo ha apuntado al exsecretario de Hacienda de Generalitat, Josep Lluis Salvadó, la incautación de diversa documentación que apuntaba la preocupación de los líderes independentistas por conseguir financiación para sostener su futura república.

Entre los informes presentados ha destacado un correo electrónico en el que se apuntaba la necesidad de buscar unos 11.000 millones de euros en China.

Según este testigo, al que se encomendó la búsqueda de facturas que demostraran la comisión de un posible delito de malversación,  pudo inferir una preocupación de los líderes independentistas por conseguir unos 4.500 millones de euros que se calcularon como imprescindibles para mantener la independencia en el impasse.

El agente del Instituto Armado ha señalado que según los documentos analizados ya se había cerrado un plan para empezar a cobrar los impuestos del sector público catalán, lo que se lograría mediante la firma de convenios con todas las entidades para que empezaran a liquidar a la agencia tributaria catalana.

A partir de ahí, y según un correo electrónico sin remitente encontrado en un USB incautado a Salvadó, era también necesario conseguir 11.000 millones de financiación en China, a los que se sumaban otros 6.000 millones procedentes de los Ayuntamientos y otros 1.300 millones de ingresos propios. Todas estas cantidades -que suman más de 22.000 millones de euros- serían necesarios para el mantenimiento económico de la futura república.

Factura de 240.000 de IBM

Todos estos planes ya habían generado gasto, ya que se precisaban aplicaciones informáticas que comenzaban a implementarse y que se encargaron a IBM. "Le solicitamos la factura y nos la enviaron, por un total de 240.000 euros", ha señalado el testigo a preguntas del fiscal Jaime Moreno, que se interesó durante el interrogatorio por la existencia de indicios que permiten sustentar el delito de malversación que pesa sobre la mayoría de encausados.

El análisis documental también permitía deducir, según este testigo, un reparto de papeles entre el entonces secretario de Hacienda y actual vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, que según el cabo se encargaría de la financiación en el exterior y del futuro Banco Central de Cataluña; y Salvadó, sobre quien recaería la gestión de impuestos.

Viaje de Aragonés a Eslovenia

En la documentación incautada a Salvadó también se hallaron otras referencias a los viajes realizados por altos cargos de la Generalitat, entre ellos el actual vicepresidente catalán, Pere Aragonés, para informarse en torno a la construcción y diseño de estructuras de Estado de cara a una hipotética Cataluña independiente.

El cabo de la Guardia Civil ha resaltado uno en concreto a Eslovenia en enero de 2017 y en las referencias encontradas se hablaba de la independencia de ese país haciendo una comparativa con la situación catalana, aunque no de forma "exacta", ya que se recordaba que "Eslovenia hizo frente al Ejército yugoslavo", pero se destacaban que "Yugoslavia era una federación en colapso y España era un país más poderoso".

Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online



LOWE USA