EUROPA PRESS

  • La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, opina que beneficiará a los clientes.
  • Las entidades deberán incorporar ese incremento "en sus políticas de precios", ha advertido.

Banco de España

La subgobernadora del , Margarita Delgado, ha celebrado que la nueva ley de crédito inmobiliario beneficiará a los clientes, pero ha reconocido que provocará "un aumento inevitable" de los costes de los nuevos préstamos que las entidades deberán incorporar en sus políticas de precios.

Así lo ha señalado la subgobernadora durante la clausura de la jornada sobre el impacto de la nueva ley de crédito inmobiliario organizada este jueves por PwC, donde ha reafirmado la valoración positiva que hace el Banco de España de la nueva normativa.

Sin embargo, ha reconocido que los mayores gastos de constitución soportados por los prestamistas, los límites a las comisiones por amortización anticipada y retraso en la recuperación de la deuda impagada, "producirán un aumento inevitable en los costes de los nuevos préstamos, que las entidades deberán incorporar en sus políticas de precios para poder ser viables y retribuir adecuadamente su capital".

"Está claro que la banca, como cualquier otra empresa, únicamente puede subsistir si es rentable. Por ello las entidades deben ser capaces de repercutir los costes y riesgos asociados a cada nueva transacción", ha advertido, y ha subrayado que, para garantizar su viabilidad y lograr retribuir su capital adecuadamente, cada entidad individual debe contar con una adecuada política de precios que le permita cubrir los costes y riesgos asociados a cada préstamo, así como establecer las estructuras de gobierno y los procesos de gestión que garanticen una gestión efectiva de dichos riesgos.

En cualquier caso, desde el Banco de España consideran que la regulación estricta del clausulado, junto con el refuerzo de la información disponible para los clientes en la fase precontractual, contribuirá a reducir la inseguridad jurídica y la elevada litigiosidad del mercado inmobiliario.

En esta línea, Delgado ha apuntado que la ley introduce medidas de salvaguarda y protección del cliente bancario y restablece la seguridad jurídica, dos aspectos que resultan "vitales" para el correcto funcionamiento del mercado hipotecario. En este sentido, la litigiosidad e inseguridad jurídica de los últimos años se ha concentrado especialmente en el mercado hipotecario.

"En términos económicos, el coste de la litigiosidad y su terrible efecto en la reputación de todo el sector sobrepasan con creces cualquier hipotético beneficio que entidades individuales hubieran podido obtener a través de prácticas más que cuestionables", ha afirmado.

En este contexto, la subgobernadora ha destacado que solo a través de un comportamiento ético con la clientela podrá la banca recuperar a medio plazo la reputación y la confianza, por lo que es necesario que se produzca "un cambio cultural en el modo en que las entidades se relacionan con su clientela". Para ello, se precisa el compromiso de los órganos de gobierno, que deben "implicarse activamente" en aspectos como el diseño y la gobernanza de los productos que comercializa la entidad, así como en la formación y el cambio en los mecanismos de incentivos al personal de ventas.


Read full article on Economía


Spanish Catalan English French German Italian Portuguese Russian

Radio Online



LOWE USA